Maneras de poner una segunda cerradura en puertas blindadas

Hay ocasiones en que una sola cerradura no es suficiente para proporcionar seguridad a vuestra casa o vuestro trabajo, por lo que cada vez aumentan las solicitudes para poner cerraduras complementarias y así poder brindar la mayor protección a vuestro domicilio, en este artículo de cerrajeros zona Ventas Madrid os podemos guiar y dar asesoría para que sepáis si queréis poner otra cerradura en vuestras puertas o no.

Posibilidad de colocar cerraduras adicionales en puertas blindadas

No es una posibilidad, es una certeza, sí podéis colocar cerraduras adicionales en vuestras puertas, pero ojo a esto: poner cerraduras adicionales en puertas no garantiza en nada vuestra seguridad y protección, así como no garantiza que redoble y fortifique la protección de vuestro hogar, así que, es casi un mito de que si ponéis una segunda o tercera cerradura en vuestras puertas, os dará mayor seguridad. Mentira, esa sensación falsa de mientras más cerraduras más protección fortificada tendréis, es más un juego de la mente que una cuestión de seguridad en concreto.

Lo realmente indispensable en este caso es que la cerradura que tengáis si esté en óptimas condiciones, que no presente fallas, que vuestra puerta blindad esté correctamente instalada, todo esto puede asegurar que nadie la intente violentar ni trabar, si cumples con esto, los ladrones ni pensarán en irrumpir en vuestro hogar.

Entonces: ¿Da más seguridad el poner un cerrojo en vuestra puerta?

Al igual que las cerraduras extras en vuestras puertas blindadas, sucede casi lo mismo que lo anteriormente dicho, pueden prestar algo de seguridad, pero no es lo mismo que tengas la cerradura principal de vuestra puerta de manera óptima y con un mantenimiento bien hecho, de manera que no os presenten percances con la misma, ya que, llevando al terreno la teoría, la cerradura principal es la que mejor seguridad os va a prestar.

Aunque en ocasiones puntuales pueden prestar algo de seguridad, en el caso de ladrones inexpertos que, al ver que vuestra puerta tiene cerradura principal fuerte y tiene un cerrojo instalado, se dará media vuelta y se irá, pero no os sucederá lo mismo con criminales expertos en forzar puertas del tipo blindadas, os lo aseguramos.

Lo de instalar el dichoso cerrojo os seguimos diciendo que no os va a servir de nada ya que, si vuestra puerta es blindada o acorazada, por dentro las puertas no son macizas, son huecas, así pues, al instalar el cerrojo en ellas, los tornillos que llevan la placa donde va el cerrojo van a quedar en el aire, lo más que se puede hacer es poner una contra tabla de madera pero con el mismo resultado: el cerrojo quedará en el aire.

Por lo que volvemos al punto que os dije hace rato, un caco inexperto al saber que hay además de una cerradura un cerrojo, este no sabrá que el cerrojo está mal colocado, por lo que no va a intentar forzar la cerradura, lo contrario sucede con un maleante experto, éste sabrá que el cerrojo estará mal colocado y no tardará en abrir vuestra puerta completa.

El mecanismo de instalación de los cerrojos tiene dos tornillos nada más, aunado a que están en una puerta hueca, pues dejadme deciros que habréis gastado pasta en vano, ahora si va instalado en la lámina de metal de dicha puerta, puede llegar a tener mejor soporte, pero para lograr un mejor soporte (no total puesto que ya os dijimos que el cerrojo no sirve), hay que instalarlo con un mecanismo de cuatro tornillos.

La única manera de que un cerrojo ofrezca seguridad es instalarlos en las puertas sólidas y compactas, en otras palabras, en puertas macizas. Es por ello que los maleantes la tendrán muy difícil a la hora de tratar de inutilizar este tipo de dispositivos, lo que supondrá un incremento de seguridad real si os vais a complementarlo con la cerradura de vuestra puerta, de lo contrario, si tenéis otro tipo de puerta que no es maciza, ni os lo penséis poner el cerrojo bajo ningún concepto.

¿Qué podéis hacer entonces?

Lo primero que debéis hacer es un estudio de vuestra situación, es decir, debéis saber si un dispositivo de seguridad adicional os va a proteger realmente, que no sea una cosa de vuestra cabeza, que no sea una cosa de querer tener seguridad a través de una falsa sensación de protección, si te habéis convencido de que no es buena idea, entonces no lo hagas, puesto que vais a perder vuestro dinero, que no hay mucho por allí que digamos.

Hay que tener una cosa en claro: en este planeta no hay ni va a haber cerradura alguna que ofrezca seguridad total, que sea un 100% anti robo, jamás, al menos por estos tiempos vais a conseguir una, por lo que lo único que tenéis que hacer reforzar como podáis vuestras puertas, aseguraos de que están bien instaladas y llamad al cerrajero para que os haga un buen mantenimiento, los ladrones y los robos van a seguir existiendo por un buen tiempo, por lo que por lo pronto, lo único que podéis hacer es reforzar vuestra seguridad.

Otra recomendación es reforzar las ventanas, siempre os concentráis en las puertas, y las puertas no son los únicos accesos para vuestros domicilios, al menos no lo son para los malhechores, que si ven que una puerta es casi impenetrable, buscarán la manera de colarse por las ventanas, acordaos que la seguridad del hogar es como una cadena; un eslabón débil y la cadena se viene abajo, tenéis que fortalecer todos los puntos débiles de vuestra vivienda, y mantener los puntos fuertes.

Si necesitáis asesoría profesional, do dudéis llamar al cerrajero, a uno cualificado, por favor, hay muchos falsos, es más, hay cacos que se disfrazan de cerrajeros y cometen fechorías a costa de la ingenuidad del cliente, un cerrajero profesional os dará toda la información necesaria que os necesitéis.